El Finiquito de los contratos temporales: ¿Cómo cobrarlo? - Miriam Nart
16455
post-template-default,single,single-post,postid-16455,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

El Finiquito de los contratos temporales: ¿Cómo cobrarlo?

El Finiquito de los contratos temporales: ¿Cómo cobrarlo?

¿Qué es un contrato temporal?

 

El contrato temporal, es aquel que tiene por objeto el establecimiento de una relación laboral entre empresario y trabajador por un tiempo determinado. Podrá celebrarse a jornada completa o parcial.

Son contratos temporales el contrato:

  • Contrato por obra y servicio
  • Contrato eventual por circunstancias de la producción
  • Contrato de Interinidad

¿Qué es el finiquito de los contratos temporales?

 

El finiquito es uno de los conceptos laborales más desconocido por los trabajadores. Este documento es la relación de las cantidades que la empresa debe al trabajador en el momento de la extinción del contrato, bien sea por despido, bien sea por fin de contrato temporal.

En el momento en el que la empresa nos despide o finaliza nuestro contrato puede debernos cantidades que respondan a múltiples conceptos salariales, como por ejemplo:

  • Salario del mes del despido o fin de contrato.
  • Salarios pendientes de pago
  • Horas extraordinarias
  • Vacaciones devengadas pero no disfrutadas.
  • Parte proporcional de las Pagas extras.
  • Indemnización por despido.
  • Indemnización por fin de contrato temporal.

La indemnización por fin de contrato temporal

 

La indemnización por fin de contrato temporal es la indemnización a la que tienen derecho todos los trabajadores por el simple hecho de finalizar su contrato temporal (exceptuando contratos de formación y de interinidad, que no tienen derecho a indemnización según el artículo 49.1.c del Estatuto de los Trabajadores), asciende en 2018 a 12 días de salario por año trabajado. Esta indemnización no es nueva, regulándose por primera vez para el año 2011 y establece un aumento de la indemnización cada año.

Este aumento de la indemnización por finalización de contrato temporal se publicó en el Real Decreto-ley 10/2010, de 16 de junio, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo, y se aplicará de modo gradual conforme al siguiente calendario:

  • Ocho días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren hasta el 31 de diciembre de 2011.
  • Nueve días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2012.
  • Diez días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2013.
  • Once días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2014.
  • Doce días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2015.

Es importante matizar que los contratos celebrados en un determinado año, aún extinguiéndose en años sucesivos, conservarán la indemnización correspondiente al año de inicio.

¿Está sujeta la indemnización a IRPF?

 

Esta indemnización, al no tener carácter de renta, si no carácter indemnizatorio no está sujeta a tributación por este impuesto.

Lo cierto es que esta cantidad no se abona en muchas ocasiones en los finiquitos de fin de contrato. Es básico conocer el concepto para poder reclamar el total del finiquito, dado que es un derecho regulado legalmente.

¿Quieres reclamar la indemnización por fin de contrato temporal? ¿Quieres reclamar cualquier otra cantidad adeudada por la empresa al finalizar el contrato temporal? ¿Quieres abonar correctamente el finiquito por fin de contrato temporal y evitar posibles reclamaciones?

Ponte en contacto a través de este formulario:

 

SOLICITUD CONSULTA


Sin comentarios

Escribe un comentario